miércoles, 16 de julio de 2008

LA PUERTA QUE ME HE TRAÍDO

Esta es la Puerta de Brandemburgo que me he traído.
Son dos: la cara de delante y la cara de detrás. Es decir, el lado de acá y el lado de allá. Todo en Berlín o es de un lado o es de otro. Para recordarlo -y quizás perpetuarlo- está la marca en forma de línea, dibujada en las calles por donde pasaba "la pared". Según me ha dicho alguien allí, en muchas mentes también está trazada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario