jueves, 10 de marzo de 2011

VETE, VELOCIDAD

Hago estas sensatas, útiles y oportunas advertencias a mis familiares y amigos, y a los españoles (por no decir a toda la Humanidad) en general:

                1.  Si tenéis un perro o perra, gato o gata,  ágiles y corretones, ¡cuidado!
                2.  Si alguno de vuestros hijitos o hijitas adolescentes va siempre con la hora pegada al culo, ¡cuidado!
                3.  Si tenéis  un hijo o pariente joven y/o bien conservado, que acostumbra ir a diario de corto por la calle, con una cinta en la cabeza, un medidor de pulsaciones, zapatillas deportivas…, o sea, de futinero, ¡cuidado!
                4.  Si hoy debéis acudir a una cita a las 5 y son ya las 5, ¡cuidado!
                5.  Si alguna vez paráis un taxi que pasa a lo lejos y enfiláis hacia él “to follaos” (con que lo diga en masculino, basta), ¡cuidado!
                6.  Si una noche espantáis una lagartija o salamanquesa de la terraza y a los pobres animalillos les da por asustarse y tirarse a la calle huyendo, ¡cuidado!
                7.  Si vais reventando, o sea, que te meas por las patas abajo, o notáis urgencia de evacuar, tanto si os halláis lejos de casa como si andáis ya cerca, ¡cuidado!
                8.  Si permitís a vuestros nenes que jueguen en la plaza a pillarse, a esconderse, a la pelota u otros entretenimientos infantiles similares, y mucho más, si se os ocurre hacer de padres o madres fetén y participar de sus diversiones, ¡cuidado!
                9.  Si alguien de la casa tiene patines o bici o bien, por su corta edad, un cochecito o avioncito con mando a distancia, capaz de perseguir y ser perseguido, ¡cuidado!
                10. Si alguna madrugada vuestra santa se pone de parto, el niño berrea y se revuelca porque le duele  algún sector de su pequeño cuerpo, la suegra se queda traspuesta o a algún otro miembro de la familia se desploma sin palpitaciones o se vacia analmente con fuertes retortijones, y ello constituye lógica causa y razón de nerviosismos, trasiegos, carreras… de todo cristo por pasillos, escaleras  y portal, en busca del servicio hospitalario, ¡cuidado!

¡Cuidado!, ¡mucho cuidado! Porque, desde el 1 hasta el 10, todos son factores que pueden generar veloz movimiento y, si por casualidad lo hacen, os puede caer un multazo que os aplaste y  os deje inservibles de por vida. ¿Es que no lo sabéis? ¡No se puede correr, ni hacer que otros corran, ni permitirlo, sea en coche, en moto, en bici, en monopatín, a pata..., más rápido de lo razonable, ni hacer movimientos bruscos… ¡Qué peligroso es que estéis rodeados de personas o animales inquietos, que salgan “escupíos” por menos de un pimiento, sea por canguelo o porque se sientan perseguidos o por estirar las piernas o por hacer ejercicio o por entretenerse o por llegar antes o porque el papá les da una hostia del carajo si los agarra…! Pero eso no os justificaa. ¡Que no, que no! ¿Os creéis que  la nueva ley es solamente para los coches y el límite de 110 km/h? ¡Dios, qué error! Si el espíritu y alma de la norma es no gastar energía (sea de la que sea) y evitar accidentes, pues… nada de lo dicho en mis advertencias se debe hacer. Correr, ir a paso ligero…, ¡qué despilfarro!, ¡qué insensatez ante el riesgo de accidente! Hacedme caso o ateneos a las consecuencias: la multa o la prohibición inmediata. Si al final hay que prohibirlo todo, hasta saltar un charco, vosotros allá.

Y no hablo por hablar. El que avisa no es traidor. Fijaos en esta noticia, que vi en el periódico hace dos o tres días. No se os olvide y que sirva de acción ejemplarizante:


 La Policía Local de Alicante multa a un grupo de 'skaters' por exceso de velocidad
ELMUNDO.es | Alicante
Actualizado viernes 04/03/2011 18:04 horas
Las multas por exceso de velocidad ya no son exclusivas de los vehículos a motor. Los monopatines también están en el punto de mira. Al menos en Alicante. Aquí, la Policía Local ha multado a 15 jóvenes por rebasar el límite de velocidad cuando circulaban con sus monopatines en una plaza peatonal, según publican este viernes diversos medios de comunicación de esta provincia. […] Días después, las multas "por circular a una velocidad superior a la permitida" comenzaron a llegar a los domicilios de los 15 jóvenes identificados con cantidades muy diversas: desde los 60 a los 200 euros. Los 'skaters' no tardaron en recurrir las sanciones, aunque sin éxito. Sus alegaciones se han desestimado y tan solo tienen abierta la vía judicial. Al parecer, según reconocen ante las cámaras de Antena 3, el Ayuntamiento de Alicante considera que la velocidad límite para circular con el monopatín en un área peatonal es precisamente la de un peatón. Aún así, se preguntan cómo pueden medir la velocidad los agentes."Igual nos instalan un tacógrafo en la rueda", ironizan. Ahora, en la plaza luce un nuevo cartel: 'Prohibido patinar'.

13 comentarios:

  1. Tu artículo es divertido y me hizo sonreir, pero te contaré algo: una compañera que paseaba por el parque de Málaga fue atropellada por un joven inocente de 15 años que desplazaba sus 70 kg de peso a no se sabe qué velocidad en su monopatín, causándole una conmoción cerebral y varias fracturas. Puedo asgurarte que esta compañera cambiaría a la policía de aquí por la de Alicante.

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja,ja... Estoy pensando compar una caballería; bueno, un burro porque corre menos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Amigo Arcadio: supongo que, en el caso del patín/ines, la bici y similares, habrá zonas donde simplemente esté prohibido su uso y disfrute. Creo que en la plaza alicantina lo estaba efectivamente. Pero, tal como aparece contada la historia en el periódico, el niño (o su padre, no sé) fue multado por la velocidad y no por el medio de desplazamiento. Me resultó chocante y se me ocurrió la broma del artículo. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  4. Antorelo, y si es viejo y renqueante, mejor. Es obvio. Tengo a una de mis perrillas coja y eso me da mucha tranquilidad (y no solo física) cuando itineramos. Gracias por entrar... bla bla bla. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Un post muy divertido excepto para los patinadores...jeje
    De todas formas, no veo mal acciones como las de estos policías de Alicante.
    Parece que es la única forma de hacer respetar a los demás...nuestra libertad.

    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Toni. Te digo lo mismo que al primer comentarista. Salud(os).

    ResponderEliminar
  7. ¡Redios!, ¡qué estrés me ha causado leer este post! Mi corazón se ha puesto a 120 pulsaciones por minuto, espero no incumplir con ningún tipo de normativa por tu culpa.

    Un abrazo,

    Rato Raro

    ResponderEliminar
  8. Ja ja ja Más vale que quites velocidad al marcapasos. Ja ja. Hasta luego.

    ResponderEliminar
  9. Me hacía algunas preguntas:
    ¿Qué ocurre si uno en análisis rutinario, le detectan "velocidad"?. ¿Será delito?
    ¿Será delito rodar por unas escaleras a más velocidad que si lo hacemos andando?.
    ¿Que pasará con los rápidos de mente?.
    ¿Deberan temer algo los del Grupo PRISA?.
    A mí me gusta ir a mi ritmo. Ya está bien que controlen mi vida hasta en los más pequeños detalles.
    El poder es control. A la m... el poder.

    ResponderEliminar
  10. Ja ja ja. Buenísimas preguntas. Yo creo que estas, por lo menos, son mejores que mis "advertencias": "¿Qué ocurre si uno en análisis rutinario, le detectan "velocidad"? ¿Deberan temer algo los del Grupo PRISA?". Gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Ponolot: Thank you very much for visiting my blog and praise. I am glad you liked the text. Greetings, friend.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por este blog tiene una tema muy buena me gusta mucho leerle excursiones en estambul

    ResponderEliminar