jueves, 3 de enero de 2013

YO PREGUNTO (1)



               La vida plantea más respuestas que preguntas. De hecho, casi todo lo que aprendemos, en casa y fuera de ella, ha llegado en forma de contestación a inexistentes interrogantes. Por eso, tal vez, no estamos acostumbrados a sentir curiosidad, a indagar los porqués, paraqués, cómos y cuándos, etc. de lo que es y de lo que ocurre. En cambio, nos es bastante natural aceptar que las cosas como se ven, quedarnos en el fenómeno, en la superficie, etc.; peor aún, creer a ciegas, obedecer sin más…, llevar una existencia casi sin sentido a veces.
              A estas alturas de mi vida, aunque sea tarde, quiero hacer muchas preguntas. Y proclamarlas, por si alguien puede darme respuesta. Si la tienen, claro, porque supongo que bastantes respuestas no podrán pasar del silencio, del mutismo ignorante o prudente. Así que voy a empezar a pedir explicación de bastantes cosas. Hoy serán tres.

Una.  El poner en contenedores distintos desechos y basuras diferentes favorece el aprovechamiento y el reciclaje del vidrio, el plástico, el papel, ahora también el aceite, etc. Son materias que no se destruyen, sino que se transforman, como creía el filósofo. De ahí resulta un beneficio, pero ¿para quién o quiénes? En primera instancia, para todos, porque se ahorra materia prima. Pero, ¿no es a los dueños de las fábricas de botellas, envases de plástico o cartón, etc., a los que en realidad se favorece? Creo que sí, puesto que se elaboran los productos con materiales de segunda mano, diríamos. Y ese beneficio  -aquí reside el meollo de mi pregunta- , ¿cómo repercute, si es que repercute, en el precio que paga el cliente por el litro de leche, la cerveza, los cuadernos…? Por último, ¿en qué condiciones hacen llegar los ayuntamientos a las industrias los cascos, cartones, aceites… recogidos en los contenedores? ¿Gratis?

uploads/2009/07/gasolinera.jpg

Dos. Esta segunda interrogación del ciclo y del año se parece mucho a la primera: ¿incide en el precio de la gasolina o gasoil, haciendo que baje o que suba menos, la obligación de que el cliente sea quien se sirva el combustible? La cuestión es pertinente, puesto que supone la reducción de las plantillas de las gasolineras. Lo lógico y lo justo sería que se compensara a quien va a repostar y tiene, él mismo, que manejar la manguera, además de pagar el líquido.

http://4.bp.blogspot.com/_BnLrhyGuXSw/
TQY25gmhzaI/AAAAAAAAAWI/SYY6nXJfCco
/s1600/nochevieja+universitaria.jpg

Tres
. Acabamos de comenzar un nuevo año, hoy es el tercer día de los 365 que faltan para llegar a un nuevo final de tramo. Cena, campanadas, uvas, champán, ropa interior roja, trajes de fiesta, cotillones… componen una noche dedicada al jolgorio y a la fiesta, empapados de alcohol, risas, música, voces y pirotecnia barata. Y a mí se me ocurre preguntar qué es lo que se celebra esa noche: ¿que acaba un año?, ¿y eso es motivo de alegría como para armar una juerga, a veces carísima? ¿Que empieza otro año? ¡Y qué! Entiendo que la diversión en forma de banquete, baile o lo que sea, debe estar motivada por algún hecho que invite al regocijo. Y no veo en la llamada Nochevieja nada que sea de tal naturaleza. Sinceramente. Tampoco creo que sea un hito ni personal ni colectivo, como el nacimiento de un hijo, el primer día en el trabajo, cumplir 18 años, el final de la guerra… En estos días de Navidad, no hay para mí otro acontecimiento digno de celebración más que el haber enganchado algún premio sustancioso en las loterías, si es que se ha tenido esa suerte.


Continuará



5 comentarios:

  1. Plantear unas buenas preguntas ayuda a indagar en las respuestas. Sin poner en cuestión algo es imposible avanzar en el conocimiento. Las referidas al material reciclable son oportunas, y necesarias. Abren los ojos e inducen a aclarar lo que se esconde, de bueno y de malo, en lo que sin duda parece ser un excelente negocio, cuya repercusión en los bolsillos del ciudadano me temo que es escasa. Y en cuanto a la segunda, has puesto el dedo en la llaga. Un sector oligopolistico y cuasimafioso como es el de la distribución del combustible encuentra en esa modalidad de autoservicio otro procedimiento más para su lucro desmesurado a costa del empleo. Chapeau, Jaramos. Te toque o no la lotería, lo que es evidente es que, si todos los ciudadanos se planteasen cuestiones como esas y exigiesen las respuestas pertinentes, otro gallo cantaría. Feliz Año con un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sabes, amigo Fernando, este tipo de preguntas no tienen una intención meramente interrogativa, es decir, de petición de información. Late en el fondo, también, un algo de denuncia. De ahí que escogiera el título general "Yo pregunto" como evocación de aquel, tan célebre, de E. Zola: "Yo acuso". Quiero señalar con el dedo a la vez que pregunto. Salud(os).

      Eliminar
  2. Como ya dije en otra ocasión, en todas las actividades del hombre está incrustado lo económico. En todas las que citas hay ganancias, en unas el beneficiario se ve más claro, en otras está camuflado. Y como es habitual, si escarbamos un poco, seguro que aparecen los políticos. Espero las siguientes preguntas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. En general, es así, amigo Antorelo. El interés material es el principal móvil de la humana conducta. No obstante, sigo, por mi parte, creyendo en el principio de que "lo que más vale es lo que menos cuesta". Salud(os).

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar