jueves, 9 de mayo de 2013

YO PREGUNTO (5): PADRES HUELGUISTAS



Siete. Se está celebrando hoy una huelga en el ámbito de la educación a favor de la escuela pública y contra el anteproyecto de ley del ministerio. La huelga ha venido en llamarse “general”, porque, según dicen, a ella se han convocado todos los sectores implicados y, sobre todo, porque están participando, según dicen, todos esos sectores. Son los siguientes: profesores, personal no docente, padres de alumnos y alumnos. La llamada la realizó una plataforma integrada por diferentes asociaciones y sindicatos. En su día, me pregunté si los alumnos menores de edad están revestidos del derecho a huelga, que la ley concede a los trabajadores adultos. Yo mismo me respondía, provisionalmente, que no. Ahora, me interrogo sobre un aspecto creo que más rocambolesco: ¿cómo se pone de huelga un “padre de alumno” (o “madre de alumna” o… añadidles todas las variantes)?, ¿qué hace o deja de hacer ese señor, señora, señorita… (ídem)? Cuando un trabajador va a la huelga, se ausenta de su puesto y, lógicamente, deja de percibir su salario. ¿Qué labor o dedicación abandona un padre o madre de alumno? Me imagino que no será la que le da el salario, esto es, la que constituye su profesión. Entonces, ¿cuál? ¿Deja de ejercer ese día como padre/madre en general? O sea, ¿no acude a la llamada del tutor de su hijo/a (o plural)?, ¿no va a preinscriibirlo/a (ídem) aunque se le pase el plazo? ¿No firma la justificación de falta a clase, aunque eso pueda acarrear sanción a los retoños? ¿No va a recoger el boletín de notas? ¿No lee el día de huelga la agenda del niño o niña? ¿No quita la tele para que hagan sus deberes?  ¿No lleva a su niño enfermo al médico? ¿No hace el almuerzo ni la cena? ¿No le lava la ropa? Etc. Todas estas preguntas vienen a cuento de que las madres o padres huelguistas actúan en tanto que padres o madres de alumnos, y no como trabajadores. Si lee esto alguien con responsabilidades paternofiliales, no cumplidas hoy en pro de objetivos más altos, le agradeceré me responda. Lo mismo que a cualquier otra persona que pueda darme alguna luz. 

5 comentarios:

  1. Si somos muy meticulosos solo conseguiremos embrollar el asunto.
    Creo que la cosa es más simple. Los padres participan en la huelga solo con no llevar al niño al colegio o permitiendo que los mayores (que no necesitan que los lleven) falten.
    No creo que tengan que hacer nada más, pero siempre habrá opiniones para todos los gustos.
    De los abuelos, que en muchos casos se encargan de llevarlos y traerlos, no han dicho nada ¿Habrá sido una huelga general, o ellos no cuentan?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, ¿no te parece que los padres están tan solo "para hacer bulto"? Lo diré más finamente, de forma testimonial. Estar de huelga equivale a no trabajar y no cobrar, y, como consecuencia, que alguien (empresa, público, pasajeros...) quede fastidiado por el lógico efecto colateral. Todo lo que no sea esto no debe considerarse huelga. Será... lo que sea, pero no huelga. No me gusta ser excesivamente meticuloso, pero sí serio. A pesar de ello, he tratado la cuestión con un leve y respetuoso toque humorístico. Gracias por tu nueva visita y comentario. Salud(os).

      Eliminar
  2. Yo también he pensado a veces en esto, aunque no con tanto tino, cuando se habla de "huelga de estudiantes". Será manifestación o protesta, pero no huelga.
    Total, tampoco es tan difícil utilizar las palabras con un poco de rigor, ¿no?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Ángeles. De todos modos, los niños dejan de asistir a clase, cosa que se parece a la ausencia del trabajo de los huelguistas adultos. Pero... ¡los padres de alumnos! ¿Cómo se definiría su "acción"? Sinceramente, creo que lo que les importa es que "se diga"/"se oiga" que están de huelga, nada más. Gracias por tu visita y comentario, Ángeles.

      Eliminar
  3. Si utilizamos con precisión el lenguaje, tendríamos que darle otro nombre. Eso está claro.
    Salud

    ResponderEliminar