martes, 4 de marzo de 2014

"CARPE DIEM"

               Por lo común, se relaciona el tópico literario del “carpe diem” (“aprovecha el momento”) con la juventud y se insta con él a los que empiezan casi a vivir a que expriman todos las cualidades y beneficios de esa edad, antes de que desaparezcan.
               Desde mi alto otero biográfico, se me ocurre pensar que, al menos en una de las posibles interpretaciones del dicho, debería usarse al revés: los jóvenes tienen aún mucho tiempo por delante, por lo que pueden permitirse desaprovechar bastantes momentos y hacer más adelante lo que no realizaron en ellos; en cambio, los ancianos y quienes estamos próximos sí que necesitamos no dejar escapar ninguna ocasión, pues puede que, aunque creamos que sí, no queden ya muchas.

               Decidnos pues, a cada uno de nosotros “¡¡Carpe diem, vetus!!”, así, con entusiasmo, y no tanto a los tiernos cachorrillos y cachorrillas, que ni lo necesitan ni quieren el grito para nada.  




7 comentarios:

  1. Interesante punto de vista. Hay que aprovechar la breve lozanía, pero también la vetustez.
    De todas formas, aunque suene un poco siniestro, lo cierto es que nadie, por joven que sea, tiene garantizado el tiempo ni las ocasiones. Si es que no somos nada. Por eso aprovechemos cada día todos, tengamos la edad que tengamos, y disfrutemos de cada momento, pues incluso aunque podamos tener muchos otros, cada uno es distinto a los demás y bueno per se.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón, Ángeles. Pero, así como a los jóvenes no hay que recordarles que disfruten el momento, a los que ya no lo somos sí, porque a veces se nos olvida que ya no quedan tantos. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo con Ángeles salvo en un punto, los jóvenes no tienen garantizado el tiempo pero los viejos si tenemos garantizada la caducidad.
    ¡Carpe diem, vetus!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Antonio. En Andalucía tenemos las palabras "caucón" y "caucando", como sabes (y he escrito hace poco: http://jaramito.blogspot.com.es/2013/06/caucando-calia-y-similares.html), para expresar la proximidad a la meta, ya me entiendes. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Tu reflexión tiene mucha lógica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esa expresión y la intento seguir al pie de la letra.

    ResponderEliminar